4/03/2018

Manolo Blahnik


  Durante el pasado trimestre pudimos disfrutar en el Museo Nacional de Artes decorativas (Madrid) una interesante exposición repasando la trayectoria creativa de Manolo Blahnik, el mago de los zapatos. La muestra repasa el trabajo del diseñador articulando cada sala bajo diferentes prismas temáticos, como Arte y Arquitectura, Botánica, Geografía o Manolo Blahnik y su Taller. 
 El día que visité la exposición la gran mayoría del público asistente era femenino, y por lo que podía observarse, interesado en el mundo de la moda. Sin embargo, este recorrido a través de los cuarenta y cinco años de labor del diseñador, creo que podría interesar por igual tanto a mujeres como a hombres, y no sólo con interés por la moda. En realidad, cualquier persona amante del arte y del hecho creativo disfrutaría admirando todo lo expuesto. Numerosos ejemplos de sus zapatos personalísimos, pero también bocetos, fotografías y objetos que ayudan a contextualizar su universo propio.
Zapato joya con amatistas

 Personalmente me sedujo cómo en sus diseños se filtran, además de su gran dominio de la técnica, la investigación permanente sobre los materiales y su imaginación desbordante, su capacidad para absorber en su obra temas y obsesiones de los más variados ámbitos. Su pasión por la literatura, el cine, los viajes, la historia, se vuelca contínuamente en sus diseños. Todo aquello que admira, desde Goya y Zurbarán hasta Picasso, Matisse o Malévich,también arquitectos como Walter Gropius, Frank Lloyd Wright o Zaha Hadid, escultores como Henry Moore o Alexander Calder, sus viajes, su estudio y conocimiento de otras culturas, todo influye en su trabajo para dar como resultado una obra totalmente personal.
Manolo Blahnik, fiel a sí mismo

 Personalmente me siento muy identificado con esa manera de abordar el trabajo, donde las inquietudes personales se combinan con una importante labor de documentación y las influencias son de lo más variadas. Todo ello para intentar conseguir piezas únicas.
 Otra lección que nos deja Blahnik la descubrimos en un vídeo (realizado por CNN Style, abajo dejo el enlace) que puede verse en la exposición: ser curioso, tener sentido del humor y, sobre todo, ser fiel a uno mismo y creer en el propio estilo. Aprender de los errores, cuando lleguen, pero no abandonar lo que uno persigue. Él mismo fue a contracorriente cuando, en los años setenta, la tendencia era el calzado de plataforma y sus zapatos ofrecían tacones finísimos, algo totalmente diferente a la moda del momento.
 Y así ha continuado toda su carrera, poniendo nombre a cada uno de sus diseños, lo que otorga identidad propia a cada uno de sus zapatos y los convierte en obras de arte.

 En el siguiente enlace podéis descargar el dossier de la exposición:
https://www.mecd.gob.es/mnartesdecorativas/exposiciones/historico/2017.html

 Página web oficial:
https://www.manoloblahnik.com/fr

 Vídeo CNN Style:
https://edition.cnn.com/style/article/manolo-blahnik-6-ways-to-build-an-empire/index.html

 Revista Vogue y Manolo Blahnik. En 1971, la editora de la revista en Estados Unidos, Diana Freelance, aconsejó a Blahnik dedicarse en exclusiva al diseño de zapatos. Comenzó entonces una estrecha relación con esta publicación.
http://www.vogue.es/moda/modapedia/disenadores/manolo-blahnik/174


No hay comentarios:

Publicar un comentario