21/9/18

Hybrid


  Lleva celebrándose toda esta semana el festival Hybrid, en el que diversos estudios artísticos de Madrid muestran el trabajo de los creadores que lo componen. Entre los espacios seleccionados se encuentra #Ey!Estudio, lugar en el que se haya mi taller. Mis talentosos compañeros han organizado la muestra "Futuro Im_perfecto" y hoy en concreto se han programado una acción y una performance que llevarán a cabo artistas invitados por la comisaria de la muestra Begoña García.


  La temporada artística se ha iniciado en Madrid con innumerables actividades, pero el interés esta tarde se localiza en los estudios de Carabanchel.




10/9/18

Landscape


"Landscape". Plata 925, ágata craquelada.

MNML I // MNML II



"MNML I". Plata 925.



"MNML II". Plata 925.


Meteor





"Meteor". Plata 925, piedra encontrada.


Subway


"Subway". Plata 925.

Atlántida


"Atlántida". Plata 925, atlantisita. 

Fumes





"Fumes". Plata 925, cuarzo ahumado.

Rosalía


"Rosalía". Plata 925, malaquita.

Turmalina



Plata 925, cuarzo con incrustaciones de turmalina.

5/9/18

Neues Museum. Berlín

El Sombrero de oro. Neues Museum. Berlín.

  Recientemente he visitado la capital alemana donde, entre otras cosas, he podido disfrutar visitando alguno de sus museos. El patrimonio que encierran resulta espectacular, imposible resumir en unas líneas todos los tesoros que pude admirar. En la Isla de los Museos, Museumsinsel, estuve en el Pergamonmuseum y en el Neues Museum. Ambos son impresionantes, aunque para esta breve reseña me referiré al segundo de ellos. Recorriendo su colección uno se encuentra continuamente con auténticas joyas. Su colección de arte egipcio es extraordinaria, y no sólo por el famoso busto de Nefertiti (realmente la pieza emociona), y es que éste se haya acompañado de muchas otras obras maestras. 
  Metidos directamente en nuestro pasado orfebre son impresionantes piezas como el Sombrero de Oro o la Corona de Kertsch.

Corona de Kertsch

  El primero pertenece a la sección del museo dedicada a la prehistoria, concretamente a las salas dedicadas a la Edad de Bronce, y se desconoce su lugar exacto de origen. El sombrero está realizado en oro, hace unos tres mil años, con una maestría técnica admirable (no tiene soldaduras, el trabajo está realizado de una pieza sobre una única plancha de entre 0'25 y 0'06 milímetros de grosor). Sobre su superficie, parece bastante claro para los investigadores, el repujado del metal no forma simples adornos aleatorios, sino que representan un calendario lunar y solar. El propietario del sombrero sería, desde luego, una persona con poder dentro de la comunidad debido a los conocimientos adquiridos de astronomía, que le permitirían augurar los ritmos de las cosechas o los eclipses.
  La corona de Kertsch procede de la actual Crimea y, aunque en la foto no se aprecia del todo, en mi opinión es una pieza muy delicada y de una gran belleza. Fue realizada entre finales del siglo IV y la primera mitad del siglo V d.c. y forma parte de una colección sobre tesoros de la antigua Europa.


  Y admirando estas verdaderas joyas y la técnica desarrollada por nuestros antepasados, al pasear entre las vitrinas dedicadas a la ya citada Edad del Bronce, me vino un pensamiento a la cabeza bastante absurdo pero que compartiré como despedida de esta entrada. 
  La cuestión es que pude observar unos moldes en piedra realizados para confeccionar hachas y puntas de lanza. No se me ocurrió en ese momento fotografiar esos objetos, así que la foto que acompaña estas líneas es parte de la colección del Museo Nacional de Arqueología (Madrid). Lo hago para poder explicar mejor lo que se me pasó por la mente. En mi trabajo en el taller, en mi actividad como joyero, yo no utilizo moldes (a no ser que la lingotera se considerase un molde). Tras fundir el metal, en mi caso normalmente plata, lo estiro y a partir de ahí voy dándole forma con los alicates, la segueta, los limatones... Así creo piezas realmente únicas, una por una, que en mi caso nunca repito. No uso moldes. Y en la Edad del Bronce sí lo hacían. Me divierte elucubrar, entonces, que en mi búsqueda de un lenguaje contemporáneo en vez de avanzar, técnicamente retrocedo. Eso sí que es buscar la esencia.




  

Giacometti

















Giacometti dans son atelier. Robert Doisneau.

  Poco a poco voy recopilando libros que retratan talleres de artistas. Una colección que se inició hace unos años, cuando mi amiga Isabel Mayordomo (ceramista de oficio) me mostró un ejemplar de "Los talleres de Picasso". Conseguí tiempo después una edición de ese mismo libro, al que seguirían otros: Joan Miró, Francis Bacon, Miquel Barceló... Siempre me ha interesado conocer los estudios donde los artistas engendran sus obras. Esos espacios cuentan mucho sobre ellos mismos y me resultan igual de inspiradores que sus propios trabajos. La fotografía de Alberto Giacometti que se puede ver arriba me acompaña desde hace muchos años, en forma de postal, sobre mi mesa de trabajo. Artista y obra se funden para no saber dónde acaba uno y empieza otra. He tenido la fortuna de ver obra de Giacometti en bastantes ocasiones, seguramente la más reseñable de ellas en la Fundación Mapfre, en Madrid (Giacometti. Terrenos de juego. 2013). Allí pudo verse una muestra muy amplia de su creación, esa misma que estremece y que parece interrogarle continuamente a uno sobre sí mismo.




















  
Hace diez años el Centro Pompidou de París organizó la exposición L'atelier d'Alberto Giacometti, en la que según el propio museo "todas las facetas de la creación del artista son presentadas en referencia a su espacio de creación, su taller." El catálogo de aquella muestra forma parte de mi pequeña colección, junto a otros volúmenes sobre este artista genial. Otro de ellos, muy especial, es el libro de igual título al citado, pero que tiene a Jean Genet como autor. 



También, a finales del pasado año, cayó en mis manos otra obra en torno a Giacometti. Se trató de un librito publicado en España por la editorial Acantilado: "La última modelo", de Franck Maubert. El ensayista y novelista francés traza en este libro un retrato de Caroline, modelo y amante del artista suizo, por medio del cual conoceremos muchos detalles del propio proceso de creación, de sus bloqueos y de la sinceridad despojada de sus pinturas y esculturas. Maubert tuvo un encuentro con esta mujer, ya casi anciana, y juntos rememoraron historias de arte y vida.




















 
El pasado invierno se estrenó en los cines españoles la película "El arte de la amistad" (Final Portrait,Reino Unido, 2017) dirigida por Stanley Tucci sobre un guión propio que parte de "A Giacometti Portrait", el libro de memorias escrito por James Lord. En él, el autor estadounidense narraba como tras diez años de amistad Alberto Giacometti le pidió que posara para él, en el que sería su último retrato. Lo que iba a ocupar una única tarde, se prolongó finalmente hasta dieciocho arduas sesiones. Un magnífico Geoffrey Rush encarna al pintor, dando verismo a la lucha continua que suponía para él la creación artística. La película es realmente interesante, brillantemente dirigida e interpretada, y con una ambientación soberbia. 





















Y ya para finalizar este paseo por mis recuerdos en torno al genial artista vuelvo de nuevo a Madrid. Junto a sus amigos Balthus y André Derain, Giacometti regresó la pasada primavera a la sede que la Fundación Mapfre tiene en el Paseo de Recoletos. La exposición, titulada "Una amistad entre artistas", mostraba cómo esta amistad les retroalimentaba en sus procesos creativos, cómo influía en la obra de cada uno, tanto técnica como temáticamente. 



















  
Desde el taller de un artista, un espacio con límites físicos tangibles, parece que el universo puede expandirse más allá de lo demostrable. Artistas como Giacometti agrandan esas percepciones, yendo desde lo más íntimo del ser humano hacia una proyección del ser ampliada y plena de significado. 

3/7/18

Esto tiene arreglo

 
  No creo que, entre mis planes de verano, pueda contemplar un viaje a Colombia, aunque me encantaría, claro. Así que agradezco el artículo en el que Estrella de Diego, desde las páginas de Babelia, reseña la exposición "Esto tiene arreglo" que se muestra actualmente en el Banco del Oro de Bogotá. En dicho artículo, titulado "Más allá del despilfarro" defiende la cultura del arreglo frente a la imposición del tirar y comprar y escribe lo siguiente:
  "(...)Porque vivimos en una cultura del despilfarro, lo roto -lo reparado, incluso lo gastado- no parece encontrar su lugar.Si lo antiguo es sinónimo de prestigio,lo viejo es síntoma de fracaso."
  El papel de los oficios en nuestra sociedad, el valor de la artesanía, deberían reivindicarse tal y como lo hace la muestra colombiana. Comparto los enlaces del artículo y la página de la exposición por el interesante debate que plantean.

https://elpais.com/cultura/2018/06/14/babelia/1528997355_556149.html


http://www.banrepcultural.org/bogota/contenido/esto-tiene-arreglo

5/6/18

¿Qué es una joya?


  "Muchos ornamentos no pretenden ser bonitos, pero todos los ornamentos, sin excepción, están hechos para tener un significado."
           (Beth Legg.
            Jewellery from Natural Materials,
            A&C Black 2008)

4/5/18

Art Banchel



  Hoy comienza la segunda edición de Art Banchel, festival autogestionado por los distintos estudios artísticos situados en el barrio de Carabanchel. Una interesante y enriquecedora propuesta cuyo espíritu está enfocado tanto a compartir la actividad entre la comunidad artística como con los vecinos de la zona, dando a conocer el trabajo que todos desarrollamos a un público lo más amplio y heterogéneo posible.
  Esta semana hemos tenido acogida en diferentes medios; os apunto un par de enlaces de reseñas en radio y televisión. También añado la página oficial del festival para poder ver todas las actividades programadas durante el fin de semana. Por supuesto, nuestro estudio participa en el evento, y este domingo nos encontraremos todos allí para mostrar nuestro trabajo a todos los visitantes que se acerquen a vernos.


http://www.rtve.es/m/alacarta/audios/la-radio-tiene-ojos/radio-tiene-ojos-artbanchel-29-04-18/4586448/?media=rne Programa íntegro dedicado a Art Banchel en el magnífico espacio "La radio tiene ojos" de RNE.

http://www.rtve.es/alacarta/videos/la-2-noticias/2-noticias-03-05-18/4590747/ En este vídeo de La2 Noticias, reportaje sobre Art Banchel a partir del minuto 20'50''

4/4/18

Isabel Quintanilla. Elogio de lo cotidiano

 De nuevo hago referencia a la estupenda revista Descubrir el Arte. En su número 229, marzo de 2018, dedican un interesante artículo a Isabel Quintanilla, pintora por la que ya mostré mi admiración en una entrada anterior. El texto, firmado por Amparo Serrano de Haro y el grupo de investigación PEMS20 (Pintoras Españolas Mujeres del Siglo XX), ahonda en la vida y obra de la artista madrileña dando luz a esa dualidad que encontramos en su obra: una ejecución técnica de absoluta maestría junto al valor simbólico de lo representado.

Descubrir el Arte 229

 Siendo el número que nos ocupa el del mes de marzo, sus contenidos se enfocan hacia el papel que las mujeres tienen en el mundo del arte. No podía ser de otro modo: habiendo sido ignoradas durante tanto tiempo ya es hora de redescubrir y reivindicar a todas las artistas mujeres que fueron condenadas al olvido por parte de una sociedad arcaica, prejuiciosa e injusta. Recomiendo visitar la página web del grupo PEMS20 para conocer la valiosa labor que desempeñan.
 En el caso de Isabel Quintanilla queda claro que su condición de mujer y, además, desarrollo vital en plena dictadura franquista, condicionó la divulgación de su obra y el conocimiento sobre su persona.
 Espero que con el tiempo, tanto ella como otras mujeres artistas poco conocidas vayan teniendo el reconocimiento que se merecen.

"Flores" Isabel Quintanilla, 2009









3/4/18

Manolo Blahnik


  Durante el pasado trimestre pudimos disfrutar en el Museo Nacional de Artes decorativas (Madrid) una interesante exposición repasando la trayectoria creativa de Manolo Blahnik, el mago de los zapatos. La muestra repasa el trabajo del diseñador articulando cada sala bajo diferentes prismas temáticos, como Arte y Arquitectura, Botánica, Geografía o Manolo Blahnik y su Taller. 
 El día que visité la exposición la gran mayoría del público asistente era femenino, y por lo que podía observarse, interesado en el mundo de la moda. Sin embargo, este recorrido a través de los cuarenta y cinco años de labor del diseñador, creo que podría interesar por igual tanto a mujeres como a hombres, y no sólo con interés por la moda. En realidad, cualquier persona amante del arte y del hecho creativo disfrutaría admirando todo lo expuesto. Numerosos ejemplos de sus zapatos personalísimos, pero también bocetos, fotografías y objetos que ayudan a contextualizar su universo propio.

Zapato joya con amatistas

 Personalmente me sedujo cómo en sus diseños se filtran, además de su gran dominio de la técnica, la investigación permanente sobre los materiales y su imaginación desbordante, su capacidad para absorber en su obra temas y obsesiones de los más variados ámbitos. Su pasión por la literatura, el cine, los viajes, la historia, se vuelca contínuamente en sus diseños. Todo aquello que admira, desde Goya y Zurbarán hasta Picasso, Matisse o Malévich,también arquitectos como Walter Gropius, Frank Lloyd Wright o Zaha Hadid, escultores como Henry Moore o Alexander Calder, sus viajes, su estudio y conocimiento de otras culturas, todo influye en su trabajo para dar como resultado una obra totalmente personal.

Manolo Blahnik, fiel a sí mismo

 Personalmente me siento muy identificado con esa manera de abordar el trabajo, donde las inquietudes personales se combinan con una importante labor de documentación y las influencias son de lo más variadas. Todo ello para intentar conseguir piezas únicas.
 Otra lección que nos deja Blahnik la descubrimos en un vídeo (realizado por CNN Style, abajo dejo el enlace) que puede verse en la exposición: ser curioso, tener sentido del humor y, sobre todo, ser fiel a uno mismo y creer en el propio estilo. Aprender de los errores, cuando lleguen, pero no abandonar lo que uno persigue. Él mismo fue a contracorriente cuando, en los años setenta, la tendencia era el calzado de plataforma y sus zapatos ofrecían tacones finísimos, algo totalmente diferente a la moda del momento.
 Y así ha continuado toda su carrera, poniendo nombre a cada uno de sus diseños, lo que otorga identidad propia a cada uno de sus zapatos y los convierte en obras de arte.

 En el siguiente enlace podéis descargar el dossier de la exposición:
https://www.mecd.gob.es/mnartesdecorativas/exposiciones/historico/2017.html

 Página web oficial:
https://www.manoloblahnik.com/fr

 Vídeo CNN Style:
https://edition.cnn.com/style/article/manolo-blahnik-6-ways-to-build-an-empire/index.html

 Revista Vogue y Manolo Blahnik. En 1971, la editora de la revista en Estados Unidos, Diana Freelance, aconsejó a Blahnik dedicarse en exclusiva al diseño de zapatos. Comenzó entonces una estrecha relación con esta publicación.
http://www.vogue.es/moda/modapedia/disenadores/manolo-blahnik/174


18/2/18

Open Studio



  Este fin de semana, y hasta el martes día veinte se está celebrando la quinta edición de Open Studio Madrid. Con esta iniciativa se pretende acercar a comisarios de exposiciones, directores de galerías y coleccionistas a diferentes estudios de artistas desperdigados por toda la ciudad de Madrid. Entre los seleccionados se encuentra nuestro Ey! Studio, gracias al proyecto presentado por mis compañeros Alfonso y Begonya (colectivo Somos Nosotros), Julia Llerena y Esther Merinero. La verdad es que es una suerte compartir espacio de trabajo con artistas tan talentosos. Además de lo citado también recibiremos visitas de público general y hoy el estudio albergará el evento Open Source, donde contaremos con las sesiones de Beat 70 y Las Devotas.





Isabel Quintanilla. La noche

"La noche" Isabel Quintanilla 1995

  Hace casi veinte años, visitando el Museo de Arte Contemporáneo de Madrid (se encuentra en el antiguo cuartel de Conde Duque, y entonces se llamaba Museo Municipal de Arte Contemporáneo), me encontré con esta pintura que llamó mi atención. El motivo era obvio, ya que representa una mesa de joyería, cosa que en ese momento me hizo mucha ilusión, puesto que la mesa del cuadro es idéntica a mi mesa de trabajo. Cuando terminé mi visita a la colección, me llevé la sorpresa de que en la tienda del museo tenían una postal con la reproducción de esta pintura. Por supuesto la compré, y desde entonces la he tenido conmigo sobre la mesa de mi taller. Aquel día descubrí también a su autora, artista a la que hasta entonces desconocía. Se trataba de Isabel Quintanilla, una de las representantes destacadas del grupo de los Realistas madrileños, junto pintores como Antonio López o el que sería su marido, el escultor Francisco López Hernández. El pasado año el Museo Thyssen-Bornemisza dedicó una retrospectiva a este colectivo con el título Realistas de Madrid
  La noticia triste llegó el pasado mes de octubre, cuando se supo del fallecimiento de la pintora a los 79 años de edad. Invito a conocer la obra de esta mujer, minuciosa y sensible, de una gran belleza y con un tratamiento de la luz de auténtica maestría. 

Isabel Quintanilla el pasado año en la muestra del Museo Thyssen-Bornemisza


5/2/18

Descubrir el Arte

  La revista Descubrir el Arte, en su número de febrero, dedica un reportaje a la cada vez más importante comunidad artística de Carabanchel. En este distrito madrileño han proliferado, durante estos últimos años, estudios de artistas dedicados a las más diversas disciplinas. Todos ellos están conformando un interesante tejido cultural en la zona, beneficiándose de la propia idiosincrasia del lugar y, al mismo tiempo, queriendo reportar un beneficio para todos los vecinos. Numerosas naves y talleres en desuso y con alquileres asequibles por un lado, y falta de oferta en el campo de la cultura en general y del arte en particular por otro. Situación que ahora artistas y colectivos intentamos paliar, enriqueciendo con nuestro aporte la vida de este barrio.

Revista Descubrir el Arte, febrero 2018.

  En el citado reportaje tiene presencia destacada nuestro Ey! Studio. Sólo podemos tener palabras de agradecimiento para Pilar Gómez Rodríguez, autora del mismo, con quien mantuvimos una interesante charla reflejada ahora en las páginas de la revista.

Ey! Studio y Atozki en el reportaje Carabanchel. La vida extra.